Novedades

Hablemos de endometriosis: La menstruación no es un padecimiento

Endo..qué? Endometriosis, otra enfermedad invisibilizada por el sistema

  No es noticia que nuestro sistema de salud es una pata más de este sistema patriarcal, que por consecuencia, encierra y reproduce normatividades sobre nuestros cuerpos. Si hace tiempo venimos hablando de la invisibilización que padecemos las anatomías femeninas en tanto menstruación, imaginemos una enfermedad que involucra al endometrio-¿Qué es eso, no?-

   El endometrio es la membrana que recubre la cavidad del útero. Durante el ciclo menstrual es quién se prepara para recibir al presunto embrión humano, donde en caso de fecundación, se alojaría el cigoto. Al no haber fecundación el endometrio se desprende y es expulsado por la vágina en forma de sangre menstrual. La endometriosis es una enfermedad donde tejido endometrial se aloja en espacios distintos a la cavidad uterina y cicla al mismo tiempo que el endometrio. 

   Varios testimonios relatan el gran padecimiento que se desarrolla en su cuerpo porque el dolor es muy fuerte y abarcativo. Más allá del útero, es un dolor integral que muchas veces imposibilita la movilidad, o el realizar actividades cotidianas con normalidad. Es importante diferenciar las molestias habituales que conlleva la menstruación de un dolor incapacitante para continuar nuestra vida diaria.  Pero varixs no son todxs, puede suceder que la endometriosis no se manifieste desde el dolor, es decir, la endometriosis puede ser asintomática. De ambas maneras su diagnóstico lleva muchísimo tiempo.

    Eso en cuanto a lo físico, sin embargo, gran parte del sufrimiento también pasa por la desinformación que hay sobre la misma. Suele tardar mucho en diagnosticarse y al día de hoy sólo hay teorías sobre su origen. Son miles de personas menstruantes a las que estos dolores se le son  minimizados. “La menstruación duele, es así”, dicen quienes no saben o no les importa. La menstruación no tiene que doler al punto de ser incapacitante, no tiene porque ser un padecimiento, y si a eso le sumamos el desamparo que envuelve los consultorios médicos, las guardias, nuestrxs jefxs y compañerxs de trabajo, nuestro entorno en sí, es triplemente más difícil. Muchxs cuentan como la primer solución que encuentran es llenar su cuerpo de fármacos, que terminan siendo soluciones parche, porque el problema no finaliza con calmantes ni hormonas. 

    El primero de los obstáculos para enfrentar esta enfermedad, es el desconocimiento. En la actualidad existe un día de la visibilización de la endometriosis que tiene lugar en el mes de marzo, lo cual es un paso. No obstante, gran parte del sistema de salud no se ha dado por aludido, y sigue habiendo diagnósticos incorrectos, y mucho dolor silencioso.

    Si algo nos enseña el feminismo es a construir desde la diferencia y lo colectivo, no hay que subestimar el dolor por el que puede estar pasando el otrx, correrse del foco institucional que le asigna todo el poder a un sistema de salud que responde a una lógica patriarcal donde los cuerpos femeninos siguen siendo relegados a un rol únicamente reproductivo, y cualquier cosa que no vaya por esa vía es silenciada, o excusada con el famoso discurso de naturalidad. La menstruación no es un padecimiento. 

¿Querés revender copas menstruales?

Si, Quiero vender copas!