Ecologia

10 Ventajas del uso de la copa menstrual

Cortito y al pie. La copa menstrual es una alternativa ecológica a los tampones y toallitas. Una vez que la usamos, no volvemos a consumir productos industriales para nuestro ciclo y eso se siente de maravilla. Te presentamos 10 razones más que simples y más que válidas de por qué el cambio a la copa menstrual suma.

1) Practicidad: La copa menstrual puede llevarse puesta 12 horas. Los primeros días la tendrás que vaciar más seguido, pero nunca más seguido que lo que te cambiarias toallitas y tampones.

 

2) No más infecciones. El material hipoalergénico de la copa menstrual impide que se desarrollen infecciones al interior de nuestra vagina.

 

3) No más irritación. La copa va completamente dentro de la vagina, ubicada a la entrada. De este modo no se sufre más la paspadura de las toallitas por el calor o por el roce.

4) Te olvidás que estas menstruando: Con la copita menstrual no sentís que estás sangrando, estás fresca y cómoda todo el dia. No se siente, no se ve. Te olvidás del hilito del tampón o de la paspadura de las toallitas. La copa es discreta hasta para llevarla en el bolso, podés usarla para hacer cualquier actividad física e incluso meterte en el mar o pileta.

5) Cuidás la ecología: ¿Sabes que cada una de esas toallitas que usaste desde tu primer ciclo, aún podría existir? Cada toallita demora 500 años en biodegradarse; es chocante imaginarnos que todos los productos para la menstruación que usamos podrían seguir en pie por toda nuestra vida y más.

6) No más olor: La copa menstrual junta el sangrado en el interior de tu cuerpo, por lo que la sangre no entra en contacto con el oxígeno y por tanto, no se oxida y no larga olor. Una de las cosas más impresionantes del uso de la copa es justamente eso, darnos cuenta que nuestra sangre no tiene mal olor. Para nada.

7) Reducís el consumo: Si usamos copa menstrual desde que nos viene, con 2 o 3 copas menstruales en toda nuestra vida estamos hechas, y dejamos de aportar al mundo descartable en que vivimos hoy donde todo es inmediato, todo se tira, todo es descartable. Con un buen cuidado, cada copa menstrual dura aproximadamente 10 años.

8) Autoconocimiento: Es una cosa más a favor de la copa, y de las más fuertes. El uso de la copa menstrual nos obliga a pensar nuestro cuerpo, la copa tiene que sellarse a las paredes vaginales. ¿Alguna vez pensaste cómo son esas paredes vaginales?. Primero y principal, no son perpendiculares al cuerpo, por lo que con el uso de la copa vamos a aprender bastante de nuestra forma!

9) Te permite juntar tu sangre: ¿Para qué? Capaz si nunca usaste la copita esto parece de locas. Pero hay muchas cosas que se pueden hacer con la sangre menstrual, algunas mujeres pintan, otras se la ofrendan a sus plantas, se hacen hasta tinturas madres con ella. Recordá que la sangre menstrual está llena de células madre, de nutrientes y de las mejores propiedades. Como fertilizante, es de los mejor que existe.

10) Reconexión: Viene pegado al punto anterior y al anterior. Las usuarias de la copa menstrual la defienden a muerte, la militan. La copa nos reconecta con nuestro sangrado y con nuestro cuerpo en general, desde otro lugar. Nos damos cuenta que no es desagradable como aprendimos, sino que forma parte de un proceso biológico que tampoco debemos sufrir; sino que nos enseñaron a padecerlo desde chiquitas. ¿Por qué tenemos que estar espléndidas esos días, si solo queremos estar echadas y mirar tele? La copa no forma parte de los productos sanitarios con los que nos enseñaron a invisibilizar la menstruación. Es una nueva forma de relacionarnos con nuestro ciclo.      

 

Comprar Copa Menstrual

¿Querés revender copas menstruales?

Si, Quiero vender copas!