Salud

Hablemos del punto G

Algunos dudan de su existencia. Es el punto relacionado al placer femenino y que no es el clítoris, aunque muchos piensan que es lo mismo. Hay muchos puntos de placer en el cuerpo femenino y uno es el conocido como “G”. Que desde ya, no es un punto; sino un área.

El nombre Punto G es por la forma reducida de “Punto Gräfenberg”, en honor al ginecólogo alemán que descubrió que había una zona de placer además del clítoris. Esto fue en los años ‘50, época en que la ginecología dio grandes avances en cuanto a la anatomía y la sensorialidad de la vagina, aunque en los hombres también existe la zona conocida como punto G. Yo prefiero pensarlo como punto G por G de género.

En el caso de las vaginas, se ubica en la pared frontal entre 3 y 5 cm por dentro del canal vaginal; lo que a veces resulta complicado es encontrarlo!

Primero es necesario saber que para ubicar la zona, es clave no pensar que estamos buscando un botón o un interruptor. El punto G no es un punto, sino un área que en general tiene una textura más rugosa y sensible. Desde ya, varía de persona a persona.

En el proceso de encontrarlo está bueno antes que nada, exitarse. No solo la lubricación sino la predisposición al placer aumenta y es más simple sentir estas zonas, lo mismo que la sensibilidad del clítoris a la estimulación.

Si somos solo nosotras, se puede encontrar panza abajo, introduciendo un dedo, también en cuclillas… la intención es como si quisiéramos tocar nuestra panza desde el lado de adentro; siempre teniendo en cuenta que el canal vaginal es curvo y hacia atrás. No es externo sino interno, por ende la forma de estimularlo varía a la del clítoris.

No es placentero para todas las personas, algunxs pueden sentir una sensación incómoda y preferir trabajar sobre el placer en otros puntos. Todo es válido; y lo más importante es saber que existe.

Comprar Copa Menstrual

¿Querés revender copas menstruales?

Si, Quiero vender copas!