¿Qué contiene la sangre menstrual?


Salud

¿Qué contiene la sangre menstrual?

Mucho se estudia sobre la sangre de nuestras venas, pero poco sobre la sangre menstrual. Según investigadoras de la Universidad de Granada, existen contaminantes químicos en nuestra sangre… ¿Por qué?

Una de las ventajas de la copa es poder juntar la sangre y esto es muy últil a la hora de investigarla. Al no tener contacto con el aire, la sangre puede juntarse tal como sale del cuerpo.  Son pocos los estudios que se hacen con sangre menstrual, pero ya se ha descubierto que cargan con restos de químicos de productos que no solo son alimentos, sino también que absorbemos y entran a nuestro organismo. No solo somos lo que comemos… somos lo que nos rodea también. Y lo que tocamos, inhalamos, ¡y hasta lo que ponemos en nuestro rostro!. Partiendo de esto, lacopamenstrual.es invita a recorrer el estudio.   

 

“Dicen los (pocos) estudios científicos hechos hasta la fecha que la sangre menstrual está compuesta de agua, diversas células muertas del endometrio, lípidos y proteínas. También de algunas hormonas como la progesterona y un componente de suma importancia para nuestra salud: células madre. Las células madre tienen una alta capacidad de regeneración de tejidos corporales –orgánico, muscular u óseo–. Es por eso que ya se usan en laboratorios de crio-genética para curar enfermedades celulares como la leucemia o el cáncer. Lo que hasta ahora no se sabía es que, además de todas estas sustancias, la sangre menstrual también contiene contaminantes químicos. ¿Hay contaminantes químicos en la sangre menstrual?

Según el estudio de las científicas granadinas la respuesta es clara: sí. Barranco y Ocón han desarrollado una nueva metodología analítica para determinar la presencia de contaminantes orgánicos en el organismo. Su hallazgo –publicado en Journal of Chromatography B concluye que la sangre menstrual de todas las mujeres analizadas contenía contaminantes orgánicos. Los más detectados: el metilparabeno y la benzofenona. Lee un extracto del estudio.

Y es que por mucho que nuestro organismo se esfuerce en asimilar los parabenos, no lo logra. En su afán por lograrlo, los transforma en derivados más sencillos que puedan ser expulsados fácilmente por la orina. Sin embargo, nuestro sistema excretor no es completamente efectivo. De forma que estas sustancias tóxicas pueden acumularse en diferentes sitios de nuestro cuerpo. El tejido placentario, la leche materna y la sangre menstrual son algunos de ellos” (lacopamenstrual.es)

Con esto podrá estudiarse a fondo patologías como la endometriosis o las alteraciones del ciclo menstrual. La popularización de la copa ha permitido que estos estudios se faciliten, siendo fácil juntar la sangre menstrual para su estudio.

Comprar Copa Menstrual

¿Querés revender copas menstruales?

Si, Quiero vender copas!