Novedades

Mirá quién ganó. Oscar 2019

Anoche ganó un Oscar un documental sobre menstruación. Salió en todos los medios no solo porque es un Oscar a mejor cortometraje, sino por el tema que explica, la región donde se sitúa y el contenido que expresa. Es una prueba más de lo fuerte que es el movimiento que busca sacar del tabú a la menstruación. 

Que la menstruación en India haya sido un tema ganador del Oscar es uno de los puntos revolucionarios de todo esto. Que su directora, Rayza Zehtabchi sea la primera mujer iraní en ganar uno, es otro. El documental es un trabajo financiado por una recaudación de una escuela secundaria de California (la productora es profesora de lengua en esa escuela, su nombre es Melissa Berton). 

Además de evidenciar el tabú en la sociedad de Delhi, muestra cómo un grupo de mujeres produce toallitas económicas para una sociedad de la que sólo un 10% puede acceder a este tipo de “privilegio”. Si, el privilegio de ponerse una toallita.

Esto es gracias a un sistema de producción que consta de una maquinaria que puede producir toallitas sanitarias a bajo costo. (Una peli para ver esto, “Pad Man”). Permite productos accesibles y dan trabajo a las mujeres de la comunidad. Vale aclarar que no lo hacen solas, hombres las acompañan en el proceso.

Este documental se enmarca en “The Pad Proyect”, que tiene como objetivo ampliar la cantidad de máquinas en el mundo. Es decir que plantea y cuestiona la conocida industria FemCare, que fabrica y cobra sus productos muchísimo más caros de lo que se podría, convirtiéndolos en bienes de lujo y por ende, de segmentación social. Recordemos que usar o no algún apósito para la menstruación no es algo que se puede elegir. 

Nosotrxs no vivimos en India. No hay que ir hasta allí para atender las necesidades que existen por la falta de educación y de una gestión menstrual adecuada, acá también jóvenes faltan a la escuela por menstruar. Y en todo el mundo sucede lo mismo, en menor o mayor medida.

Ojalá este documental y la visibilización que le dio al tema abra aún más la puerta a un cuestionamiento de cómo se enseña y se vive este proceso a nuestro alrededor; y muestre lo necesario de contar con un acompañamiento y productos adecuados para transitar un día a día sin limitaciones por estar sangrando y no tener cómo manejarlo. 

Que se conozcan opciones, que se hable del tema; saca a la menstruación de ese lugar innombrable impulsando avances, como ampliar la cantidad de mujeres que pueden acceder a una toallita sanitaria, sea algo tan básico que haya movimiento para que se logre. 

Comprar Copa Menstrual

¿Querés revender copas menstruales?

Si, Quiero vender copas!